Google+ Lactando amando. Crianza feliz.: La "Agitación del amamantamiento" y cómo sobrellevarla.

domingo, 15 de abril de 2012

La "Agitación del amamantamiento" y cómo sobrellevarla.


Fuente: albalactanciamaterna.org
Mi hijo y yo llevamos casi 26 meses de feliz lactancia, con sus momentos buenos, sus momentos maravillosos y con sus momentos menos buenos, como los comienzos, las crisis, las grietas y sobre todo la presión que hemos tenido en nuestro entorno.
Y después de todo este tiempo sigo pensando y sintiendo que la lactancia es la más perfecta conexión entre mi hijo y yo, disfruto al máximo de esos momentos  juntos y gozamos de una complicidad enorme.
Pero hace ya casi un año que me volvió la menstruación y con ella, algo que nunca antes me había sucedido: el síndrome premenstrual. Hasta aquí todo normal, es un poco molesto pero no afecta en nada a nuestra lactancia salvo en que los pezones se sensibilizan un poco, no afectaba nada hasta hace unos meses…

Hace unos meses que me viene ocurriendo algo que me ha hecho sufrir y llorar mucho, algo que me ha hecho sentir mala madre y que me ha dado mucha pena: los días previos a mi menstruación rechazo la lactancia y por tanto a mi hijo.
Es una sensación realmente horrible, inexplicable, no es dolor, es peor porque es rechazo, una especie de corriente que te recorre todo el cuerpo y que hace que rechaces ese momento con todas tus fuerzas…es querer que te suelte el pecho cuando acaba de empezar a mamar, es que una toma, por corta que sea, se te eternice, es desear apartar a tu hijo de tu pecho y huir, irte lejos de su lado, donde no pueda volver a engancharte.

Y también es llorar mientras lo amamantas porque sabes que no puedes hacer lo que te pide tu cuerpo a gritos y es decirle que se aparte de ahí, es mas, apartarlo tú misma y no de buenas maneras, pero sabes que no puedes hacerlo y tu sufrimiento crece y hace que te sientas una madre horrible por tener esos sentimientos tan negativos hacia tu hijo y vuestra lactancia. Un acto tan maravilloso y hermoso como la lactancia se convierte en esos momentos en una tortura.

Así me sentía yo, hasta que un día, estudiando uno de los muchos libros sobre lactancia materna que tengo, encontré un capítulo que llamó mi atención: “La agitación del amamantamiento”.
¿Y de qué se trata?, pues precisamente de lo que me está sucediendo a mi, es el modo “auto destete” del propio cuerpo, un periodo más de la lactancia y que es totalmente normal y está presente en todos los mamíferos. No a todas nos ocurre pero si a buena parte de nosotras.

Suele ocurrir en lactancias de más de un año, con la llegada de un nuevo embarazo, cuando las madres siguen amamantando a sus hijos, a mitad del embarazo muchas madres experimentan esta desagradable sensación. Otras, la sienten una vez que ha nacido el nuevo miembro de la familia y amamantan a los dos hermanos, al mayor y al recién llegado, es eso a lo que llamamos Tandem.
Es muy común escuchar cómo madres en esta situación te cuentan en algún momento que rechazan la lactancia con sus hijos mayores, simplemente no la soportan, nos hablan de sentimientos negativos hacia sus hijos mayores y de lo mal que se sienten por ello. Y cuando esta situación se da durante un tándem el sentimiento de culpa empeora, porque sabes que es el peor momento, pues no puedes destetar al mayor ahora que amamantas a su hermano recién llegado.

Y también lo es, como en mi caso, durante la menstruación o en los días previos. Cuando ocurre en estas circunstancias, suele desaparecer cuando aparece la menstruación o cuando se va y entonces la lactancia vuelve a la normalidad.
Por tanto seguramente tengan mucho que ver las hormonas en ello.
Desde que leí sobre esto me sentí mucho más tranquila y este sentimiento de culpa desapareció. Conocer que esta fase existe y que forma parte de una lactancia normal nos ayudará muchísimo a sobrellevarlo y a no sentirnos tan mal.

Ya han sido varias las madres que nos han contado las experiencias con esta “Agitación del amamantamiento” en nuestro grupo de apoyo y nos ha servido para comprenderla y sobrellevarla mejor.
Por eso he querido hablaros de esta fase de la lactancia, que muchas mamás pasan a diario.
El saber es poder y el conocer que esta fase puede llegar en cualquier momento de los citados anteriormente seguro que os servirá para no aminorar esos sentimientos negativos, saber que no somos malas madres por ello y que, como toda fase en la lactancia, tiene su comienzo y su final y acabará por desaparecer.

Y mientras que desaparece y todo vuelve a la normalidad, ¿qué podemos hacer para llevarlo un poco mejor?.
Pues en realidad depende en parte de la edad que tenga nuestro pequeño. Si tiene la edad suficiente para comprender lo que le decimos podemos probar a explicarle que a mamá le molesta cuando mama, intentar hacer más cortas las tomas e incluso distraerlos con otra cosa cuando la toma ya se torna desagradable antes de comenzarla.

Y lo más importante de todo es nuestra actitud. Ahora que sabemos lo que nos ocurre debemos tomárnoslo con mucha más calma. Antes de las tomas procurad estar relajadas, respirad hondo y pensad en lo mucho que amáis a vuestros pequeños.
Procurad también que vuestros hijos estén también relajados, sin ansiedad, sin hambre y sin demasiado sueño, pues de lo contrario mamarán con mucha más ansiedad y más fuerza y esto empeorará la situación. También vigilad que tengan un buen agarre del pezón, aunque suene a tontería después de tanto tiempo de lactancia, muchos niños comienzan a mamar de otra forma cogiendo solo el pezón, lo que provoca dolor añadido a esta molesta sensación.

SI nuestros pequeños necesitan aún el pecho es difícil destetar, pero si de verdad esta situación se mantiene en el tiempo podemos intentar un destete progresivo o incluso, como he dicho antes un destete parcial, distrayendo tomas con juegos, abrazos y otras cosas.
De todas formas, como he dicho, es una fase más que pasará tarde o temprano, o bien con el destete natural del pequeño, o bien con el final del embarazo o simplemente desaparecerá por si solo como en el caso del síndrome premenstrual. Yo sé que tendré unos días así cada mes, pero desde que sé de qué se trata lo llevo muchísimo mejor.

Por eso sé que este artículo os ayudará cuando llegue el momento y os hará sentir mejor a las que estáis ya pasando por ello y no sabíais que es lo que sucede.
Os dejo un artículo que seguro os vendra bien leer:
 
Y os invito a que me contéis vuestras experiencias y esos truquillos que os sirven para llevarlo mejor.

26 comentarios:

  1. Lo has contado fenomenal. Como dices es importante saber estas cosas porque podemos sentirnos muy mal y asustadas si nunca antes habíamos oído hablar sobre esto, ayuda saber que también les ocurre a otras madres y es normal.
    Yo por ahora no me he visto en la situación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio no sabía lo que me pasaba, y luego vi tu publicación y me sentí identificada. En mi caso me ocurre desde que mi hija tiene unos 20 meses, los días en que estoy ovulando, es una sensación de desasosiego, los pezones están muchísimo más sensibles y a veces las tomas son realmente insoportables, aunque no tengo esa sensación de rechazo hacia mi hija que comentas.
      Al menos sabemos que es algo normal en las lactancias prolongadas.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. HOla Anónimo
      Me alegra mucho que esta entrada al menos te haya servido para saber que lo que te ocurre es normal.
      La sensación que comentas y la sensibilización de los pezones es una de las principales causas de que aparezca esta "agitación". Cuando hablo de rechazo, no es que rechacemos a nuestros hijos como tal, sino a nuestros hijos cuando maman de nuestro pecho, se hace realmente insoportable y cuesta mucho no apartarlos del mismo.
      Espero que a partir de ahora estés más tranquila. Un saludo.

      Eliminar
    3. Gracias Carol. COnsidero muy necesario que se conozcan estas cosas, estas fases de la lactancia que si no sabemos de qué se trata nos pueden hacer sufrir tanto. Me alegr que no te ocurra :D UN abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por la información, la desconocía y viene bien saberlo por si me ocurre en un futuro ahora llevamos 15 meses de lactancia y de moemnto todo normal, gracias de verdad!

    ResponderEliminar
  3. Hola! A mí sí q me ocurre y se me hacen muy insoportables las tomas. Mi hijo tiene casi 13 meses y ya sólo toma por la mañana, después de comer y por la noche, pero me siento tan incómoda q estoy pensando en destetarle, aunq no era mi idea principal y si no fuera por eso no lo haría, lo q me hace sentir bastante mal.
    Empezó hace 2 meses y al principio era sólo como parte del síndrome premenstrual, pero ahora es siempre. No sé q hacer, q opináis?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica.
      SI realmente ya no soportas la lactancia, si ya lo has intentado todo y sigues sintiendote así, es mejor que juntos comenceis el proceso de destete. Si ya toma pocas tomas es muy buena señal, no dejes de darle sino que de vez en cuando ve sustituyndo tomas por juegos, otra cosa...etc. Ve acortando las tomas siempre que lo permita y poco a poco iran disminuyendo...así el no sufrirá y tú lo llevarás mejor ;) UN ABRAZO Y MUCHO ANIMO

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Voy a seguir intentándolo un poco más, a ver si disminuye la sensación, ya os contaré... Si consiguiera mantener por lo menos la de la noche sería genial.
      De momento hoy no le he dado después de comer y ha dormido su siesta como si nada y luego estaba tan contento.

      Gracias de nuevo, un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola Gracita, a mi hija y a mi nos viene sucediendo esto de la Agitación del amantamiento unos meses, mi niña tiene 23 mese y empezó cuando tenía 19. Al principio no tenía ni idea de lo que me pasaba, pero al tener cada vez mas síntomas de que algo no funcionaba bien, y después de llorar mucho, e,pecé a buscar con avidez en la red algo que me sacara de dudas. Encontré algún blog y alguna página más y además consulté al grupo de lactancia de mi zona y ya salí de dudas, ahora unos meses después estoy recopilando información para escribir una entrada en mi blog y te he encontrado a tí, aunque ya te he leido en alguna ocasión. Yo seguiré dándole el pecho a mi niña mientras aguante, no quiero ser yo la que la destete porque creo que todavía tiene mucha necesidad de su teta, así que hago todo lo que puedo para sobrellevarlo. A mi me ocurre con el síndrome premestrual y la verdad es que lo paso realmente mal y sobre todo por ella, porque algunas veces la tengo que apartar puesto que se me hace insoportable. Deseo con toda mi alma seguir dándole el pecho a mi hija, porque es lo mas maravilloso del mundo. Si no te importa me gustaría hacer un enlace a este post desde la entrada que estoy escribiendo en el mio sobre este tema, Un abrazo y hasta otra!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica
      Muchas gracias por tu comentario.
      Si, es duro, a veces se sufre tanto....pero mientras sea por el sindrome pre menstrual sabes que pasa en unos días y cuando sabes que te está ocuriendo lo llevas un poco mejor verdad?.
      CLaro que puedes enlazar mi post, será todo un placer para mí. Avisame cuando lo escribas y te lo comparto. Un abrazo!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo!
      Cuando quieras pásate por mi blog a leer mi entrada,
      gracias, un beso!!

      http://maminlove.blogspot.com.es/2012/08/agitacion-del-amamantamiento.html

      Eliminar
  5. Hola, a mi me pasa desde hace varios meses con mi hija, al inicio no sabia que esto existia pero al igual que ustedes encontre informacion al respecto en la red, en especifico en la pagina de la Liga de la Leche, leer al respecto me ha hecho sentir un poco mejor puesto que me sentia un bicho raro, mala madre etc...sin embargo el saber qeu no soy rara no evita qeu tenga esa sensacion al amamantar a mi hija que ahora tiene 24 meses, comenzo creo que hace unos 6 meses, tal vez mas, empece a sentir esa sensacion en algunas tomas que hacia, pero con el tiempo ha ido aumentando la frecuencia de esta sensacion, es decir qeu ya hoy en dia creo que TODAS las tomas son una trortura puesto que tengo esos sentimientos de rechazo y esas ganas angustiosas de que me suelte enseguida. Me siento muy mal porque en ocasiones la he tenido que retirar violentamente puesto que no siempre me funciona el decirle "sueltame" con cariño, obviamente ella llora y me siento la peor madre del mundo pero en esos momentos no puedo evitar esos sentimientos de rechazo a amamantar!! es horrible, se esta convirtiendo en una tortura y francamente he pensado mucho en destetarla pero lo veo por ahora tan inviable porque aun necesita mucho mi pecho. Estoy de verdad angustiada por esta situacion, en el dia es llevadero porque la puedo entretenaer con otras cosas, pero en la noche es bien dificil, sobre todo en dias que se despierta demasiadas veces para mamar, son noches terribles. No veo para nada la cercanioa siquiera del destete natural y no se cuanto tiempo mas podre pasar asi. He aguantado proque no quiereo causarle daño destetandola abruptamente pero ya hace MESES que estoy haciendo el destete gradual (ha ido disminuyendo el numero de veces que me pide durante el dia, pero aun asi son minimo 3 o 4 veces) y como les digo, no veo que ella quiera dejar el pecho sobre todo pro las noches. Me da tristeza pensar que la lactancia termine con este sentimiento en lugar de que sea algo bonito como lo fue el primer año. Temo que ahora que mi nena es mayorcita y entiende mas las cosas, se dé cuenta de que rechazo darle el pecho, se quedara con esa sensacion? sera un trauma para ella? Me es imposible evitar esa sensacion de rechazo y me da mucha frustracion que le este transmitiendo eso a mi hija, no se si me entiendan, a veces me enojo con ella porque yo no soporte en verdad ya amamantarla, suena horrible pero asi me siento y eso me hace sentir horrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel por lo que dices debes de estar pasándolo muy mal, te entiedo cuando dices que no quieres destetarla, pero creo que si lo pasas tan mal en todas las tomas deberías planteártelo, a mi solo me pasa con el síndrome premestrual, y por las noches lo que hago es intentar que me suelte de forma suave y si se pone nerviosa y llora nos levantamos de la cama y la paseo por la casa en brazos o en el cochecito de pasdo hasta que se duerme de nuevo, y así cada vez que se despierta. Si decides destetarla es muy importante que la colmes de amor, seguro que será duro, pero tienes que decidir que es lo mesnos malo para las dos, besos y mucho ánimo.

      Eliminar
    2. Hola Isabel!
      Imagino cómo lo estás pasando. Yo ahora estoy viviendo un nuevo embarazo y de momento no me ocurre pero pienso en que me pueda pasar como antes de mi menstruación durante más tiempo y siento mucho dolor...espero que no sea así.
      Tienes que relajarte, cuando estés sola pensar en qué es lo que realmente os conviene. La lactancia debe ser un acto placentero como acto de amor que es, para ambos, si tú no estás agusto ella tampoco lo estará, ellos lo notan. SI de verdad se ha convertido en un suplicio preba un destete gradual, poco a poco, lentamente y así tu pequeña no sufrirá y tú lo podrás llevar un poco mejor. Piensa que le has dado lo mejor a tu hija durante mucho tiempo. Ni ofrezcas ni rechaces, cuando de verdad no puedas más intenta distraerla con otra cosa, dame grandes dosis de abrazos, besos, juegos, amor de madre, verás ocmo poco a poco vais mejorando la situación. Un abrazo enorme y muchos animos.

      Eliminar
  6. Hola madres!!! yo estoy embarazada de 8 semanas y tengo una hija de 23 meses que esta pidiendome teta constantemente y hasta hace un mes aproximadamente no me suponia problema darsela... ahora siento un dolor en los pezones cada vez que se succiona que siento morir y a la vez siento el rechazo, no quiero continuar con la lactancia porque lo paso muy mal fisica y psicologicamente. He hablado con mi comadrona de esto y me comenta que la destete pero estoy esperando a ver si se me pasa durante el primer trimestre del embarazo (pues creo que es cuando estan mas sensibles los pechos). Durante el dia lo "soporto" pero por la noche tener que despertar y ver que mi niña con concilia el sueño, obien porque no sale la cantidad de leche de antes o porque yo no estoy agusto por las caras que le pongo... no puedo descansar y eso me lleva a estar agotada durante el dia, triste y rechazando al futuro bebe que llevo en mi interior, achacando las culpas al nuevo embarazo pues siempre he sido del pensamiento de destetar cuando ella quisiera... qué hago!!!!????? la toma de la noche no sé cómo quitarsela... he probado con limón y que su padre duerma con ella y yo en otra habitación pero ella solo quiere dormir conmigo... me siento muy mal. Gracias

    ResponderEliminar
  7. En este preciso momento, una amiga me manda este enlace, qué bien me viene!!!!!!!! Una vez más, la lectura como terapia...Me encuentro de nuevo aquí, con esa sensación en los dientes, con ese hormigueonque me viene desde mi vientre, desde mis entrañas, desde lo más profundo...Pero esta vez, cambio de estrategia, ya le expliqué en muchas ocasiones a Celia lo que me pasaba, ya la rechacé, ya la animé para que me soltara, incluso, ya la desteté durante una temporada..., lo único que conseguí es que insistiera más en mamar. Pues sí, es una niña muy perseverante...se cuida mucho y muy bien.
    Ayer comencé una nueva estrategia, dos semanas dándole cada vez que pida, y sin rechistar. Cuando está en la teta, lo primero, respiración profunda, pensamiento, "es temporal, todo pasa, se tiene que llenar de teta, cuado se sienta segura, irá a menos". Ella misma, cuando escucha mi respración, abre mucho la boca, ya sabe que así me molesta menos, a veces incluso, si respiro, muy muy profundo, dice, "ya está, ya terminé, y se suelta" . Si puedo le doy mientras trabajo en el ordenador, escucho música, hablo con alguien, o intento dejarme llevar por otros pensamientos...

    Dos semanas, es temporal, todo pasa, se tiene que llenar de teta, cuando se sienta segura, irá a menos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula.
      Siento mucho que te sientas así....pero ya bien sabes es completamente normal y natural cuando ha legado tu hora del destete. Y cuando, como en tu caso, el deseo del destete no coincide entre los dos.
      Lo estás haciendo genial, el hecho de intentarlo sobrellevar de este modo te engrandece como madre, pero eres y serás una madre excelente la destetes o no.
      Haces bien en dejar que mame, pero no te obligues en esos momentos en los que ya no puedes más, hablale con cariño, explícale que mami no puede más en ese momento, que no se siente cómoda...seguro que aunque al principio no haga nada, con el tiempo lo entenderá.
      Es muy importante que no recuerdes el final de tu lactancia con tristeza, como un mal recuerdo... porque sabes que ha sido la experiencia más satisfactoria de tu vida a pesar de que ahora te sientas así... Por eso, intenta pactar con tu hija en esos momentos en los que realmente no soportas amamantarla. El resto del tiempo...lo haces genial, realmente eres una madraza...
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola a todas.

      Esta entrada es de hace tiempo, pero espero que alguien pueda leerme...

      Mis peques y yo estamos lactando desde hace más de 3 años y medio; en tándem desde hace 7 meses. Siempre he estado muy orgullosa de pertenecer a la "secta de la teta" y así lo he defendido cuando ha hecho falta, a pesar de las críticas, los reproches y demás (que conste que lo de "secta de la teta" es con cariño; tiene una larga historia que no merece la pena contar y tengo claro que sabréis de qué hablo).

      Desde el segundo o tercer trimestre de embarazo empecé a sentir lo que habéis explicado. Lo he ido medio tolerando intentando acortar las tomas y explicándole miles de razones, buscando una que le convenciera. De hecho, mi mayor, ya mamaba poquito, hasta que nació su hermana y volvió a ser un niño de alta demanda. Ha sido y es un niño muy demandante de teta y también muy demandante y exigente a nivel emocional... con todo lo que esto implica para mi y para el resto de la familia.
      El aumento en la frecuencia de las tomas sí lo había leído, por lo que estaba más o menos preparada, pero no lo he estado para ese rechazo hacia él, algo indescriptible, que me hace sentir muy mala madre porque le he llegado a apartar de malos modos, desesperada... Siempre he intentado hacerlo con cariño y dándole explicaciones, pero es muy persistente y solo lo he logrado (y no siempre) cuando me he puesto sería o me he enfadado con él (y contigo misma, claro está...) y, aún así, él no lo ha entendido...

      Es evidente que al sentirme tan mal conmigo misma e incluso al haber pregonado y defendido contra viento y marea la lactancia prolongada y en tándem, no he podido desahogarme con nadie, pues serían más críticas, más destete y, por ello, más sentimiento de mala madre...

      Además, desde hace algunos meses, el mayor, cuando acabamos de mamar para dormir, rechaza mi abrazo, cuando antes siempre se dormía rodeado de, al menos, uno de mis brazos. ¡Insuperable! Pienso si ha sido culpa mía por hacerle notar tanto rechazo, por no atenderle mejor, por un sinfín de razones...

      También quiero añadir que, no sólo no me encuentro bien psicólogicamente, sino también, físicamente, pues no termino de recuperarme (la dichosa tiranía estética de la mujer), no voy al baño regularmente y tengo muchísima ansiedad. No creo que todo se deba a lo mismo, pero sí que influya en la agitación mamaria...

      Solo espero que ese ideal de dar en tándem se haga realidad en mi caso, tal y como contáis algunas de vosotras, y que mis dos peques logren tener una relación especial gracias, al menos en parte, a su tetita...

      Ya me he extendido demasiado. Gracias por escucharme y dejar que me desahogue.

      Eliminar
    3. Hola!

      Yo te he leído y me sirve muchísimo tu testimonio. Te comprendo perfectamente, cómo te sientes... Yo me encuentro en una situación parecida por la que tú has pasado. Mi hijo tiene dos años y medio y estoy embarazada de 5 meses. Desde hace un mes aproximadamente empecé a sentir la "agitación del amamantamiento". Yo nunca me planteé cuánto tiempo iba a estar dando el pecho, he seguido hasta ahora porque he visto que lo necesitaba, pero nunca me he sentido de la "secta de la teta". Mi hijo también es un niño de alta demanda emocional y de "teta". Se pasa mal, psicológicamente, como tú dices... Sientes que no quieres darle más, pero te sientes culpable. Nosotros hemos reducido mucho, en mes y medio hemos pasado de teta a demanda a sólo teta para dormir, sin casi lloros y con distracciones....y pienso que él ya ha hecho un gran esfuerzo. Así que me parece muy cruel quitarle la teta de dormir, sobretodo por cómo ha reaccionado las veces que lo he intentado, llorando y gritando desconsoladamente, de tal manera que me ha hecho sentir fatal.

      Entiendo cómo te sientes, ya que yo tampoco puedo comentarlo con nadie, también seran más críticas y más: Destétalo ya!

      Ahora también tengo dudas de cuando venga su hermanita cómo irá todo, si me pasará cómo a ti. Cómo reaccionará él, y la pesadez de sufrir más críticas y más comentarios de: "Está muy enmadrado, es preocupante y no lo va a llevar bien cuando venga su hermana"

      ¿Tu crees que es mejor que le quite la teta definitivamente antes de que nazca su hermana? O no servirá de nada... Ahora ya tiene muy asumido que sólo para dormir, pero cuando vea la otra...

      Yo tampoco es que desee experimentar la lactancia en tándem, incluso me parece que me puede resultar agotador atender la demanda de dos... sólo deseo respetar las necesidades de mi hijo mayor e intentar hacer las cosas lo mejor que pueda, sin acabar pagándolo con los demás (que ya lo hago, porque estoy de mal humor y me enfado con mi pareja y a veces también con mi hijo.)

      ¿Cómo ha evolucionado tu situación? Entiendo la ansiedad que puedes sentir y la culpabilidad....

      Creo que sentir agitación es una experiencia muy dura para las madres, que nadie puede imaginar hasta que lo vive...

      Ánimo y un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, anónima del 23 de agosto.

    Hace un mes que contesté a tu post, pero se ve que no llegó a publicarse... Lo siento...

    A estas altura ya tendrás el embarazo muy avanzado y supongo que ya habrás tomado la decisión de destetar o no... Yo te contaba en la anterior entrada que es difícil saber si es mejor destetar antes de que nazca su hermanita o no... Depende de vosotros dos, de cómo os encontréis y de cómo sucedan las cosas... Es algo demasiado particular; podemos opinar en base a nuestra experiencia, pero la decisión debe ser tuya... y de tu hijo, claro está.

    Yo sigo dando pecho a los dos. Ahora menos frecuentemente porque ellos van al cole y yo a trabajar. Pero a la más pequeña le doy siempre que puedo. Igual que hice con su hermano mayor. A él, al mayor, le sigo intentando acortar cada vez más las tomas, sobre todo si no es para dormir o levantarse, estando solos y relajados... Vamos, yo le digo "dos chupaditas y ya está"... No funciona mucho, pues si quiere seguir mamando, se enfada conmigo. Le entiendo, la verdad, pero es esa dichosa sensación de la que ya hemos hablado que logra enrabiarme y ponerme mucho más nerviosa.

    Sin embargo, también tengo que decir que la situación ha mejorado algo, ya no siento tanta rabia, sobre todo si estamos solos, con tiempo, relajados...

    Hasta pronto y espero que te vaya muy bien...

    ResponderEliminar
  9. Tengo tres hijos y nunca me había sucedido algo así, hasta ahora que mi tercer bebé tiene 15 meses y regresó mi período inclusive tuve que incorporarle el biberón pues en muchas ocasiones no quería darle el pecho. Tu artículo me sirvió para comprender que lo que me pasa es totalmente normal y sentirme así no me hace ser una mala mamá. Amé amamantar a mis hijos pues es un momento maravilloso y me sentía triste de no disfrutarlo como antes, pero ahora se que debo relajarme y comprender que solo es momentaneo y que ya pasará pues aún no deseo dejar de amamantarlo.

    ResponderEliminar
  10. Tengo tres hijos y nunca me había sucedido algo así, hasta ahora que mi tercer bebé tiene 15 meses y regresó mi período inclusive tuve que incorporarle el biberón pues en muchas ocasiones no quería darle el pecho. Tu artículo me sirvió para comprender que lo que me pasa es totalmente normal y sentirme así no me hace ser una mala mamá. Amé amamantar a mis hijos pues es un momento maravilloso y me sentía triste de no disfrutarlo como antes, pero ahora se que debo relajarme y comprender que solo es momentaneo y que ya pasará pues aún no deseo dejar de amamantarlo.

    ResponderEliminar
  11. Tengo tres hijos y nunca me había sucedido algo así, hasta ahora que mi tercer bebé tiene 15 meses y regresó mi período inclusive tuve que incorporarle el biberón pues en muchas ocasiones no quería darle el pecho. Tu artículo me sirvió para comprender que lo que me pasa es totalmente normal y sentirme así no me hace ser una mala mamá. Amé amamantar a mis hijos pues es un momento maravilloso y me sentía triste de no disfrutarlo como antes, pero ahora se que debo relajarme y comprender que solo es momentaneo y que ya pasará pues aún no deseo dejar de amamantarlo.

    ResponderEliminar
  12. Tengo dos nenas, una de 7 meses y otra de 3 años. Mi ideal era hacer tándem y lo he hecho, pero ha sido muy difícil. La agitación es la sensación más horrible del mundo. Ya no quiero seguir, a veces me debato entre destetarla o no. Estamos solas todo el día y en cuanto se aburre, luego luego pide tetita. Y sólo de pensarlo, me pongo mal. Nunca imaginé que lo que inició de una forma tan hermosa, se convirtiera en esto. Si decido destetarla, quisiera saber cómo hacerlo de la forma más respetuosa. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana. Gracias por leerme. Como bien dices, la mejor forma es la más respetuosa para tus hijas y para ti. Te aconsejo leer "Destetar sin lágrimas" de Pilar Martínez, seguro que te ayuda mucho mucho ;)
      Un abrazo y ánimo!!

      Eliminar
  13. Yo tambien sufro de agitacion. Mi hija tiene tres años. Llevo tiempo sufriendo esta situacion yHe tratado de explicar a mi hija como me siento pero la verdad es que es para mi un grabe problema por que aunque cuando se lo explico me dice k lo entiende a la hora de la verdad no se quiere soltar y al final acabo soltandola a la fuerza y abaca todo en berrinche y yo fatal.
    He probado el destete pero no quiere dejar la teta y esta situacion es muy dolorosa para mi ya que veo que le hago daño . y que no esta preparada para dejar la teta.
    Como hacer que me entienda y respete?

    ResponderEliminar

Escríbenos tu opinión, experiencia o sugerencia sobre el tema que hemos tratado, estaremos encantados de leerte.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...