Google+ Lactando amando. Crianza feliz.: Duérmete niño, duérmete ya que viene Estivill y te dormirá.

domingo, 5 de junio de 2011

Duérmete niño, duérmete ya que viene Estivill y te dormirá.

Esta podría ser la nueva letra de la nana del coco dadas las circunstancias.
Eduard Estivill, pediatra y especialista en el sueño, ha escrito libros como “Duérmete Niño” y “A comer” que pretenden ser guías para enseñar a nuestros hijos a comer y a dormir, aunque con métodos nada aconsejables por el bien de nuestros pequeños.
He de decir que leí estos libros, pero no para seguirlos con mi hijo, eso jamás, sino para conocer realmente hasta dónde puede llegar este hombre para lograr lo que pretende.
Hace poco me encontré con un video de Youtube que, la verdad, me hizo llorar. En él se ve a unos padres, guiados por Eduard Estivill y por "nannys" aplicando el método Estivill y el semejante método Ferber, con sus hijos con sus torturadoras formas de enseñar a los niños a dormir. 
Os lo dejo a continuación avisando de que, si tenéis sentimientos y sois padres seguramente acabareis llorando de impotencia como yo.



Muchos son lo que rechazan a este señor y sus métodos para enseñar a dormir y comer a los niños y yo, como madre que cría a su hijo con apego, amor y respeto, como madre que colecha con su marido y su hijo en perfecta armonía y como madre que amamanta a su bebé desde que nació,  no puedo hacer menos que expresar mi más sentido rechazo hacia este señor y a la tortura que sus métodos suponen para los niños, de los cuales, por otro lado, no es el gran inventor, sino por desgracia, un fiel seguidor del “Método Ferber”,  anteriormente utilizado por Valman. Como veis es un doble plagio.

Tampoco quiero olvidarme de Sylvia de Béjar, coautora del dichoso librito “Duérmete niño”, sexóloga y periodista, con lo cual no sé qué tiene que contarnos sobre cómo enseñar a dormir a los niños, pero también mujer y no sé si madre o no, pero lo que está claro es que apoya este método al cien por cien y a mi me resulta muy triste que fomente este tipo de disciplina y sobre todo que gane dinero a costa de que miles de bebés sufran cada noche por su culpa y la de Estivill. Y tampoco de Monserrat Domenech, psicopedagoga y coautora del libro “A comer” junto con Estivill, que aunque algo más suave, el fin sigue siendo el mismo: privar al niño de libertad y de cubrir sus necesidades básicas como son comer cuanto y cuando lo desee, siendo de sobra sabido que los bebés y los niños necesitan comer a menudo y no pueden pasar grandes ayunos como nos quieren hacer creer en su libro.

Ambos se basan en una tabla de tiempos que sirven para aplicar diversas actuaciones con los niños que me parecen del todo inútiles y humillantes para el niño.
Aunque quiero hablaros de ambos libros esta vez hablaré sobre “Duérmete Niño”, a mi parecer, el peor de todos sus métodos y que puede dejar marcados a los niños de por vida.

En “Duérmete Niño”  se trata, básicamente, de dejar a los niños llorar, de dejar a los niños en sus dormitorios, apagarles la luz, dejarlos con su “osito y su póster”, decirles que papá y mamá los quieren mucho y que lo hacen por su bien y cerrarles la puerta en sus narices mientras que se marchan.
El niño, claro está, comenzará a llorar desconsoladamente porque, como está reglado por la propia naturaleza, necesita a sus padres a su lado para dormir y sentirse protegido. Los padres deben de dejarlo llorar siguiendo las tablas durante los minutos que les indican las mismas, de menos a más y siempre sin coger la niño, sin acunarlo, sin cantarle, sin abrazarlo, sin mecerlo, sin cogerle la mano y muchísimo menos amamantarlo y a la suficiente distancia de la cuna para que los niños no puedan llegar hasta sus progenitores, hasta que llega el momento en el que se deja llorar al niño sin volver hasta que se duerme por si solo.  Advierte que el niño no solo llorará sino que pedirá agua (¿no puede tener sed simplemente?), comida (con su método para enseñar a comer no me extraña), se harán pis encima e incluso se “provocarán el vómito”. Y que no hay que hacerles ningún caso porque sólo lo hacen para llamar nuestra atención y “conseguir” lo que quieren. Claro, según Estivill nuestros hijos son manipuladores y pequeños tiranos…

Y no, no nos equivoquemos, el niño o bebé no se ha dormido porque ha aprendido a dormir. Aquí  nos lo explica Rosa Jové en su libro “Dormir sin lágrimas”:

<< El niño se queda sólo, asustado. Por primera vez en mucho tiempo  tiene miedo ante la idea de que sus padres no están y ante cómo afrontará esa nueva experiencia. La alarma se activa y aunque nosotros pensemos que es por tonterías ellos no lo saben. A partir de ese momento se ponen en marcha los sistemas más antiguos de respuesta a la alarma: el sistema HHA (hipotálamo-hipofisario-adrenal), el sistema adrenérgico, las catecolaminas, etc.…
En principio, su cuerpo se debe preparar para lo peor (escapar o pelear), para ello la amígdala (una parte de nuestro cerebro emocional) envía mensajes para que se active todo un sistema hormonal capitaneado por la adrenalina y otras catecolaminas, que van a provocar una activación general. Todo este flujo químico y hormonal inunda violentamente al cerebro, apuntando directamente a la amígdala, que queda colapsada. Los niños que lloran y no son atendidos pronto pueden llorar desesperadamente hasta que la amígdala se colapsa. Como sea que la naturaleza es sabia y sabe que el cuerpo no resistiría mucho tiempo en una situación como ésta, suele compensarlo con la secreción de sustancias de carácter opiáceo, endorfinas, serotonina… que provocan una bajada de todo este sistema de alarma en el sujeto.  
Por lo tanto, si tenemos que para su hijo ya era la hora de dormir, que encima se ha pasado un tiempo llorando (con el consiguiente cansancio) y que acaba de recibir una inyección brutal de opiáceos, endorfinas, serotonina…lo normal es que caiga rendido y se duerma. Pero no se engañe, no ha aprendido a dormir, solamente está “autodrogado”
Con sucesivas experiencias como ésta el niño va aprendiendo, por un lado que nadie va a hacerle caso, que sus necesidades no son merecedoras de atención (aquí se da una baja autoestima) y por eso muchos bebés dejan de protestar (…) Todo ello favorece que a la larga el niño se acueste sin decir nada y se duerma. Pero ni por un momento piense que ha aprendido a dormir, tan sólo a doblegarse y a autodrogarse (…) Una pregunta: ¿a que no saben qué sucede cuando el cortisol está alto y la serotonina también?, ¡Que se produce el vómito involuntario! >>

Como veis se ha provocado en el niño un verdadero shock neuroemocional.
El niño no aprende a dormir, por un lado, al principio segrega tal cantidad de endorfinas y serotonina que acaban drogados y por tanto se duermen por eso. Por el otro lado, los niños aprenden que no se les quiere, que sus necesidades no valen nada y que no merece la pena seguir llamando a sus padres, seguir luchando por sobrevivir, pues haga lo que haga, llore lo que llore, no acudirán a sus llamadas de auxilio. Y por el otro, como nos ha contado Rosa Jové, han aprendido a autodrogarse y por eso se duermen.

Es inmensamente triste pero es así, y por desgracia aún hoy son muchas las familias que siguen utilizando estos métodos con sus hijos convencidos de que están haciendo lo mejor para ellos. Lo malo es que no se dan cuenta del daño que les están haciendo a corto y largo plazo, que seguramente sus hijos tendrán secuelas psicológicas y acabarán teniendo verdaderos problemas con el sueño cuando en realidad no tenían ninguno antes de todo esto.


¿La táctica de Estivill para convencer a los padres?, pues la primera de todas es hacerlos sentir culpables, culpables de dejar que sus hijos duerman en la misma habitación que ellos, culpables de dejar que sus hijos se duerman después de las ocho de la tarde, culpables de acudir a la llamada de nuestros hijos cuando nos necesitan, culpables de darle a sus hijos todo el amor, apego y cercanía que necesitan y se merecen.
Cuando somos padres “novatos” a veces no sabemos cómo actuar y estos individuos se aprovechan de la inocencia humana y de la ignorancia que hay al respecto para manipularlos y conseguir lo que se proponen. Seguro él lo hará por el dinero que gana con sus libros, su consulta y sus charlas, pues tengo entendido que incluso él ha sido incapaz de aplicar sus propias mentiras y falacias con sus hijos. Pero yo lo veo, y perdónenme, como un ser tiránico que pretende que utilicemos sus métodos de tortura con los niños, que los maltratemos, hasta tal punto que nos enseña qué le podemos decir a los vecinos si les parece sospechoso que nuestro hijo llore durante tantas horas sin respuesta alguna por nuestra parte. Según Estivill es mejor no contarles nada a los vecinos y mentirles diciéndole que nuestro hijo tiene una otitis terrible y por eso llora tanto…
Y si su método es tan inofensivo como dice, ¿por qué esconderlo entonces?.
Ni él se cree lo que dice, sabe que está mal y que perjudica a los niños en mayor o menor grado y sigue sintiéndose orgulloso de su labor… que triste es todo esto.
Muchos de los niños sometidos a este método acaban siendo niños tristes, con poquísima autoestima, escasas habilidades sociales y sumisos ante los demás, con alto grado de cortisol (hormona del estrés) que no saben eliminar ellos solos como nos pasa a los adultos y que, como hemos visto provoca el vómito involuntario (¡anda, va a resultar que no se lo provocaban para fastidiarnos!) además de hacer que el niño esté mucho más irritable y triste y con falta de concentración. Incluso se cree que puede afectar al normal crecimiento y desarrollo del niño. ¿De verdad queremos eso para nuestros hijos?
 El sueño es un proceso evolutivo y como tal, los niños acabarán por dormir bien algún día. ¿Por qué se empeñan incesablemente en hacernos creer en problemas que no existen?, ¿en que lo que hacemos por propia naturaleza está mal?, pues seguramente porque si no no tendrían tanta facilidad para ganar dinero fácil aprovechándose de la buena fe del ser humano, por algo existen las sectas, ¿no?, pues esto es lo mismo.

Una vez más se despoja al niño de sus derechos como ser humano y se toman como válidos todos los sistemas que existen, crueles o no, para “educarlo” sin pensar en su bienestar físico y emocional y sin dejarle opción alguna de decidir sobre su propia vida. Y despoja a los padres también de libertad, pues no contento con hacerles sentir culpables de los supuestos e inexistentes “problemas de sus hijos” les hace cómplices de su malévolo método privándoles de la libertad de socorrer a sus hijos cuando los necesitan y del fuerte instinto maternal que en ellos existe.

Y también una vez más con los niños todo vale. Se puede usar todo si el fin es conseguir que hagan los que nosotros queremos o nos viene bien. Se pretende que nos niños sean sumisos de sus padres, que hagan siempre su voluntad para la comodidad de estos.
A los niños se les puede castigar, a los niños se les puede gritar, para algunos (demasiados) a los niños se les puede pegar o dar un azote o bofetada, a los niños se les puede privar de cariño, se les puede privar de estar con su madre, a los niños se les puede dejar sin comer, a los niños se les puede dejar llorar, a los niños se les puede prohibir hablar y dar su opinión, se les puede privar de libertad aún siendo seres inocentes y buenos, a los niños se les puede humillar y a los niños hay que dejarles claro que los adultos estamos primero y hay que obedecernos. No existe el diálogo entre adultos y niños.
Pero, ¿en qué mundo vivimos?, odio que haya cosas que avanzan vertiginosamente en esta sociedad y que, en cambio, algo tan importante y primordial como los derechos del niño y su protección tenga una brecha tan grande que cada uno pasa a su antojo y hace lo que quiere con ellos.
Pongámonos siempre en su lugar, empaticemos con los niños. ¿Qué pensaríamos si eso se le hace a un adulto?. Ni a los presos en una cárcel se les trata así, primero por sentido común y segundo porque hay leyes que les protegen para que ni los maltraten, ni los dejen sin voz ni voto y mucho menos para que les priven de sueño o de comer. ¿Entonces por qué se permite con los niños?. Los niños son vulnerables a todo y a todos, y el fastidioso adulto que se cree que por no ser niño está por encima de ellos acabará por conseguir niños tristes y maltratados y por ende, adultos de su misma calaña.

Y por esto, yo, desde aquí invito a todos los padres a reflexionar antes de aplicar métodos de este tipo con sus hijos.
A que se informen adecuadamente antes de actuar, a que sepan que los niños aprenden a dormir solos y del tirón tarde y temprano, que tanto el colecho como dormir en la misma habitación son hábitos sanos para el niño y para nosotros y que si así lo desean no hay nadie con el derecho de prohibírselo.

Y también invito a leer libros tan maravillosos como “Dormir sin Lágrimas” de Rosa Jové y “Bésame mucho” de Carlos González. Con estas lecturas os aseguro que os cambiará la vida, os daréis cuenta de que confiar en vuestra capacidad como padres, confiar en vuestros hijos y darles a vuestros hijos el tiempo que necesitan para desarrollarse y aprender a dormir os convertirá en una familia feliz.
Y por favor, decid NO al método Estivill y Ferber por el bien de vuestros hijos.

23 comentarios:

  1. Valeria tiene ahora casi 8 meses y está aprendiendo a dormirse sola, si, pero en ¡mi cama! Yo la metí ahí cuando llegó a casa, indefensa y con miedos del hospital, con llantos a media noche... y ahora, 8 meses después, con el libro de Rosa Jové como cabecera, mucha paciencia, tetita a media noche, amor, besos... Valeria se siente segura y se duerme sola por la noche cuando se despierta. Estoy orgullosa de que mi hija aprenda sola y sin llorar, sin estrés, porque es un proceso natural :)

    ResponderEliminar
  2. Que pena por todos los bebés que tienen que pasar por eso. Me parece que este es un método de tortura para los pobres pequeños.
    De verdad que este Estivill es como el cuco :(

    ResponderEliminar
  3. ME ha encantado tu entrada. No lo has podido describir mejor. Yo me desengañé de este método por mi propia experiencia como ya expliqué en mi blog y no me siento para nada orgullosa de haber dejado a mi hijo llorar.
    El éxito de Estivill es como bien dices hacer sentir culpables a los padres y tener detrás una muy buena campaña de márketing. Es muy triste que alguien se enriquezca (porque se ha forrado) diciendo semejantes barbaridades.

    ResponderEliminar
  4. Excelente post!!! Recuerdo que vi ese video estando embarazada y no podía parar de llorar! No puedo creer que haya padres que lo apliquen, que se dejen convencer por un extraño mientras su pequeño clama por ellos...
    Muy buenas reflexiones y el texto de Jové, la información es la mejor arma para cambiar las cosas, quizá poco a poco, con amor y empatía, logremos una sociedad más justa, porque con estos métodos desamorados muy bien que se diga no nos ha ido...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu post.
    Lo peor de todo esto es que si no aplicas el método Estivill, la gente te mira raro XD... si más de uno supiera lo que está haciendo...

    ResponderEliminar
  6. Maravillosa entrada! Urge me has puesto los pelos d punta. Yo ya había visto el video, horrible, llore mucho y no he sido capaz de volver a verlo... Durante mi embarazo leí Besame Mucho, me cambio la vida, me dio la suficiente confianza para dejarme guiar por mis instintos y cuidar de mi gordita como me decía mi corazón. El libro me lo recomendó una compañera de natación, no la he vuelto a ver pero le debo mucho... A día de hoy la gordi tiene 9 meses y medio, duerme con nosotros y estamos encantados, duerme de un tirón y tan solo se gira para coger la tetita cuando la necesita. La gente se extraña y nos dice "vuestra hija no llora nada, que suerte" a lo q normalmente el padre responde "no le hace falta llorar, tiene lo q necesita" o también nos suelen decir "la niña tiene un brillo especial en los ojos, tiene cara de feliz" y es verdad porque como bien dices hay críos que tienen una mirada tan triste q se te parte el alma. Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Buf, que video.... Es tremendo, no tengo palabras.

    Yo tenía dificultades para dormir de pequeña y cuando me pongo en la piel de ese niño se me ponen los pelos de punta. Seguramente haya niños con los que el método funcione con menos esfuerzo, pero llegar al punto de esas imágenes me parece demasiado.

    Que le dirán a las madres para que de verdad crean que algo así puede ser bueno? Porque ninguna madre dañaría a su hijo de forma consciente. Los niños serán víctimas, pero yo ahí veo una madre destrozada, ella también lo es.

    ResponderEliminar
  8. Si que es tremendo, Drew... duele mucho verlo. Y si, como dices, hay casos en los que el niño no sufre de esta forma, simplemente lo afronta mejor, quiza porque esta acostumbrado a dormir en su cuarto o cuna desde que nació, evidentemente si ponemos a un niño que esta acostumbrado a dormir con sus padres el shock es tremendo. Y esos son estos casos, y todo porque un señor y muchos otros le ha dicho que su hijo si no duerme solo en su cuarto no sabe dormir...como bien has dicho antes, todo depende de cada caso, y por desgracia son muchisimas las madres y padres que sufren por "tener" que utilizar este método. Pues claro que son victimas, Drew, los padres son igual de victimas que los hijos, solo que ellos ya son adultos y los niños son niños inocentes y no sabe lo que sucede.....y de ahi vienen las consecuencias.

    ResponderEliminar
  9. Neni, no habia visto el video, es inumano, de verdad que me he pillado un disgusto que se ha levantado mi marido y todo haber si estaba bien, le he mostrado el video y hasta el tiene el corazon en un puño, nosotros no se porque, pero hemos tenido muchisima suerte con nuestros 3 hijos, se duermen solos desde el dia 1 de vida en casa, nunca hemos tenido que recurrir a nada de esto, tambien el que no les diera el pecho, ayuda, porque no hemos tenido ese vinculo nocturno...pero aun asi, nunca me imaginaria que mis hijos pasaran por esto jamas...si lloran, me faltan alas pa subir a por ellos...
    Nunca entendere que se vea este metodo como enseñanza, esa madre no esta educando a su hijo, de verdad que duele verlo...
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que todos los extremos son malos, yo tampoco estoy de acuerdo con el metodo Estivil y creo que siempre hay que dejarse llevar por el amor y el sentido común :)

    ResponderEliminar
  11. Fany, es muy duro verlo y por desgracia es real.
    Tu misma has dado en el clavo con lo qu cuentas de tus hijos. Ellos estan acostumbrados a dormir solos desde el primer dia que nacieron y es lo que conocen, lo normal para ellos, por tanto son igual de felices asi. Si tuvieran problemas y quisieras aplicar el método con ellos seguramente no quedaria ninguna secuela y tampoco sufririan porque para ellos es normal dormir solos. Pero cuando un niño duerme con sus papas y de pronto lo encierra en un dormitorio, solo a oscuras, mucho antes de la hora habitual y se le ignira, imaginate el sufrimiento que le causa y las graves consecuencias que genera.

    ResponderEliminar
  12. Pufff el video me ha matado por completo...que triste por dios...
    En la universidad me mandaron leer Duérmete niño y Bésame mucho (para hacer ina reflexión de cada uno y demás. El primero que me lei fue Duermete niño, y es alucinante porque está escrito de tal manera que a veces ''te crees'' las propias palabras (al menos en la teoria) del señor este, y tienes toooda la razón, su clave está en hacer sentir culpables a los padres. joder...k manía tengo a este tio, es ori hablar de él o verle en alguna revista y ya me pongo caridiaca, ojala pruebe de su propia medicina cuando sea mayor y sus hijos le ignoren, a ver si así siente el daño que ha hecho y está haciendo a miles de bebés

    ResponderEliminar
  13. creo k el señor estivill no emplea ni si su metodo con sus nietos.Lo que no entiendo es porque hay padres k se creen este metodo y he visto una pagina de johnsoN'S sale una madre con gemelos de 5meses k duermen en la misma cuna y aplica este metodo para k no sea bebes dependientes.

    ResponderEliminar
  14. Meri, alucino con lo que has comentado de los gemelos... "Para que no sean bebés dependientes". Pero entonces qué se cree la gente que son los bebés? Un muñeco a pilas? Son 100% dependientes, pero claro! Es lo normal y lo lógico. Me asombra la ingenuidad de algunos padres.

    María CS

    ResponderEliminar
  15. Muy fuerte ese video. La verdad, considero que para ser padre y hacer algo así con su propio hijo, hay que ser débil mental!!! Qué falta de personalidad.....patético que tengan que decirte cómo tenés que cuidar a tus hijos. Cero sentido común.
    Muy bueno el blog!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Yo no he podido ni verlo...me ha venido muy bien toda esta información para responder ciertos comentarios, yo pensando como dicen que era bueno para la niña lo intenté, no dure ni el primer minuto, y me alegro, después de lo visto. A mi también me dicen que mi niña no llora nunca y siempre riendo...y es quemi marido y yo cantamos, acunamos y yo le doy el pecho cuando hace falta, gracias me compraré dormir sin lágrimas.

    ResponderEliminar
  17. Alguien me podria decir por que no tachan de ILEGAL, los metodos de tortura contra los ninyos, como ignorarlos cuando lloran? metodos conductistas radicales y fashion (como dice Rosa Jove). Por que es legal? no es una forma de negligencia? de maltrato?? Por que es ilegal hacer eso con ancianos o enfermos y no con ninyos? en serio...porque los que defienden al Estivill, etc me dicen esas cosas y yo solo se decir 'al ser humano le queda mucho por aprender, los adultos escriben las normas por su bienestar, los bebes no hablan. Quiza por eso se cree que no sufren. Tan simplistas somos?

    ResponderEliminar
  18. Podria alguien explicarme por que no existe una ley que prohiba este tipo de maltrato infantil? Por que es legal la negligencia contra ancianos, enfermos, hasta el maltrato animal es condenado y a los ninyos no? Es que cuando hablo de mi filosofia 'crianza natural' la gente me sale con ese tipo de preguntas. Y yo respondo que el ser humano hace leyes acorde con sus necesidades...y como el bebe no habla, quiere decir que no protesta y no hay que hacer caso. No seria logico que gente como nosotr@s planteara algo asi? una ley contra el maltrato de bebes, contra las corrientes radicales conductistas, tragicas y fashion? Alguna de verdad me podria explicar por que no existe esa ley de proteccion?? gracias, y animo, sois unas madres maravillosas... :)

    ResponderEliminar
  19. si no eres parte de la solucion , eres parte del problema. De que sirve criticar a un autor si no se va a presentar una opcion diferente. Me parece que es facil criticar a los demas. Eso lo hace cualquiera. Por que mejor en vez de criticar, nos muestra la manera como se deberia hacer. ( por favor, una que no implique tener que dejarlo dormir en la cama de sus padres hasta los 9 años). Gracias.

    ResponderEliminar
  20. al hablar de los problemas es bueno para encontrar solucion, y eso hace este blog, gracias.
    tambien seria bueno que vean los padres, por que hay padres que son tan individualistas y solo buscan su comodidad y no se ponen en lugar de sus hijos, si se pusieran dirian igual no esos metodos de estivil, tambien seria bueno hacer algo para que ese seöor no siga creando mas violencia, no se como llevar a la ONU un a queja formal, con muchisisimas firmas o comentarios,pero dberia tener una sancion ese seöor, para que no siga haciendo sufrir a los bebes, niöos.

    ResponderEliminar
  21. Amo lo que ha escrito, yo deje a mi niña llorar durante 13 minutos una vez pero me partió el corazón y la cargue la abrace la bese la metí a mi cama y le jure nunca volverlo a hacer .... No sabía lo que hacia.. Soy mama primeriza y pensé que le hacia un bien nunca me imagine lo horrible que es ahora mi niña sigue durmiendo sólo con pecho aunque en su cuna... Ojala todos los padres leyeran esto antes se hacer algo tan salvaje..

    ResponderEliminar
  22. Qué vergüenza que nos llamen maltratadores a los que optamos por el método Estivill.
    Yo no critico a los que usan métodos de colecho y demás aunque piense que son menos eficaces.
    Cada uno cria a sus hijos de la mejor manera según considera.
    Sí mi hijo lloró los dos primeros días del método, a partir del tercero me regala una sonrisa cada vez que le acuesto en su cuna y duerme del tirón. Creo que le he ahorrado muchas lágrimas y sustos pues antes se despertaba llorando a las noches aunque durmiera con nosotros en nuestra cama.
    A nadie le gusta ver a su hijo llorar, no somos insensibles, sabemos que si le cojemos se callará y es tentador hacerlo, pero sabemos también que si seguimos el método e menos de una semana conseguiremos ahorrarle muchas lágrimas y haremos que descanse toda la noche.

    Cada uno que use el método que considere mejor. Que quieres que tu hijo con 8 años siga durmiendo en tu cama, allá tu, a mi me da igual y no te voy a criticar por eso.

    ResponderEliminar

Escríbenos tu opinión, experiencia o sugerencia sobre el tema que hemos tratado, estaremos encantados de leerte.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...